Los trabajos artísticos, dentro de la inquietud compartida de expresar lo espiritual mediante el arte, son altamente individuales y diversos en su estilo. Hacer visible esta diversidad fue la intención de la exposición, organizada por Marianne Schubert, directora de la Sección de Artes Plásticas en el Goetheanum. 120 artistas de 16 países respondieron a la con- vocatoria con una totalidad de 250 obras.

El programa también incluyó una visita guiada, una conferencia, una subasta de las obras expuestas y un panel de discusión so- bre el tema ‹¿Existe un arte antroposófico?›.

Aquí os dejo la página 13 del nº 1-2/10 donde se reseña la exposición con mi colaboración incluida y la referencia de la Revista Antroposofía en el Mundo para quien quiera entrar en contacto con ella.