La auténtica verdad no es la verdad sino el error trascendido,

La verdadera realidad no es la realidad sino la ilusión despejada,

La auténtica pureza no es la pureza primigenia sino la ilusión despejada,

Lo verdaderamente bueno no es el bien original sino el mal depurado.

Esto vale vale para todo el universo, aún para los dioses

pues en el camino de transformación del mal

puede generarse algo nuevo que originalmente no se hallaba en el bien.

Friedrich Benesch (1907/ 1991)

Os muestro alguno de mis trabajos en ese espacio de libertad, compromiso y alegría

Trabajar con Nacho Mur este verano en Navarra fue una dicha para todos, respiramos libertad y humor.

Los poemas elegidos fueron verdaderamente una inspiración porque él mismo habita en ella.

Os muestro uno de mis trabajos, esperando poder organizarle un grupo de trabajo más cerca de Madrid!!